Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Ballet’

Hay una descoordinación en la numeración de las partes del ballet que aparecen en Youtube, ya que se indican 7 partes, pero no aparecen las dos últimas, y en otro lugar se dice de 8, donde parecen completarse las restantes. Hemos adoptado esta última numeración.

Parte 1/8

Parte 2/8

Parte 3/8

Parte 4/8

Parte 5/8

Parte 6/8

Parte 7/8

Parte 8/8

Sergéi Prokófiev: Iván el Terrible

(Chulaki)

Coreografía: Yuri Grigorovich. Música: Sergei Prokofiev. Intérpretes: Irek Mukhamedov, Natalya Bessmertnova, Gediminas Taranda. The Bolshoi Theatre Ballet. Dirección musical: Algis Zhuraitis. Children´s Choir of the Bolshoi Theatre & The Bolshoi Theatre Orchestra. Live, Bolshoi Theatre (1990).


En 1973, el compositor Mijail Chulaki y el coreógrafo Yuri Grigorovich, basándose en la película de Prokofiev, crean el ballet titulado Iván el Terrible, que se estrena en 1975. Se revisa el trabajo instrumental de la música de Prokofiev, que en el ballet resulta muy evocadora, incluyéndose arreglos de otras piezas musicales del compositor.

El ballet comienza con la coronación de Iván IV, que ya presenta conflictos desde el principio por su enfrentamiento a los boyardos. Si bien derrota a los tártaros, necesita de los boyardos para mantenerse en el trono. Su recuperación tras un periodo de enfermedad, Iván se reafirma en el trono.

En el Acto II, la esposa de Iván, Anastasia, es objeto de una conspiración por parte de los boyardos, que juegan con sus emociones cuando el anterior amor de Anastasia, el conde Kurbski, le presenta una copa que contiene veneno. Pero Kurbski tiene que huir a Polonia para refugiarse. Iván va consolidando su posición en el poder y asume el título de zar, la suprema autoridad Imperial de toda Rusia.

El guión por tanto, sigue la película de Eisenstein, se establece un nuevo contexto de la música de Prokofiev. Aunque hay un nuevo contexto, no se cambian las intenciones iniciales de Prokofiev, que que se utiliza para ilustrar la misma historia. En la creación de este pastiche, Chulaki adaptó la música del cine y eliminó las partes vocales, incorporando música instrumental de otras obras de Prokofiev. Sin embargo, es fiel a la partitura original de compositor. Se diferencia de otros pastiches del siglo XIX en que el sentido para el que fue creado la música cambia en el nuevo espectáculo creado. De hecho, son grandes los esfuerzos de Grigorovich para mostrar que la sugerente música de Prokofiev se adapta muy bien a la danza. Si bien las imágenes entre la película y el ballet so distintas, las asociaciones son eficaces. Es un claro ejemplo de como se puede adaptar una obra creada para un medio y trasladada a otro.

Uno de los pasajes más elocuentes del ballet es la descripción de los esfuerzos de Iván para el control del país, es la escena del “Oprichniks” del acto segundo. La coreografía de Grigorovich presenta el papel de Iván en su control mediante la policía secreta para el control, en última instancia, de los boyardos.

James L. Zychowicz
Madison, Wisconsin,

Read Full Post »

La música fue estrenada como un ballet con los Ballets Rusos de Sergéi Diágilev, la primera de sus producciones con música especialmente compuesta para ellos. Originalmente la música iba a ser escrita por el compositor ruso Anatol Liadov (18551914); pero debido a su demora para comenzar la obra, Diágilev transfirió la comisión al joven Stravinski de 28 años. El ballet tiene un significado histórico, no sólo como la revelación del compositor (“Fíjate en él”, dijo Diágilev a Tamara Karsavina, quien danzaba el rol principal: “Es un hombre en vísperas de la celebridad…”), sino también por el inicio de la colaboración entre Diágilev y Stravinski que también producirían Petrushka y La consagración de la primavera.
“El pájaro de fuego” es un relato coreográfico en dos partes y siete cuadros.

A la caza del pájaro de fuego, el príncipe Iván aguarda por la noche cerca del árbol de las manzanas de oro. La hermosa ave aparece y revolotea cerca del árbol mientras el príncipe espera y acecha. Finalmente, Iván atrapa al pájaro de fuego, que le pide clemencia. El príncipe se conmueve, le concede la libertad y la mítica criatura le regala una pluma mágica.

Las trece princesas encantadas llegan al árbol de las manzanas de oro sin ver a Iván, quien pasa inadvertido contemplando su hermosura. Las princesas juegan con los frutos de oro mientras el príncipe se enamora de una de ellas. Iván sale de su escondite ante la sorpresa de las princesas y le pide a su elegida que se acerque, tras lo que se inicia una danza de enamorados. De pronto las princesas se agitan, se despiden y se van precipitadamente, pues está a punto de amanecer. Iván permanece solo y lo encuentran los monstruos guardianes de Katschei, quienes lo capturan. Llega el malvado semidiós y condena a muerte al príncipe Iván, a pesar de las súplicas de las princesas.

Iván recuerda la pluma mágica que tiene en su poder, la muestra y el pájaro de fuego aparece. El mítico ser volador encanta a los guardianes de Katschei y los envuelve en una danza infernal que termina por derrotarlos. El pájaro canta una canción de cuna con la que todos menos Iván son vencidos por el sueño, incluyendo a Katschei, quien despierta después de un momento. El pájaro de fuego le entrega al príncipe el cofre de acero que contiene el huevo con el alma del malvado semidiós. El príncipe toma el huevo y lo destruye, con lo que acaba con la vida de Kaschei.

Fuentes: Wikipedia y blogcindario

Pájaro de Fuego: Nina Ananiashvili
Príncipe Iván: Andris Liepa
Princesa: Ekaterina Liepa
Kashchey: Sergey Petukhov
Maestros de ballet: Alexander Prokofiev, Nikolay Androsov

El pájaro de fuego, parte 1

El pájaro de fuego, parte 2

El pájaro de fuego, parte 3

El pájaro de fuego, parte 4

El pájaro de fuego, parte 5

Corta biografía de Igor Stravinsky

Igor Stravinsky es considerado uno de los genios más inventivos del siglo XX en el campo de la música. Nació en 1882 en Oraienbaum, situada en el golfo de Finlandia, el 5 de junio (o el 17) y falleció en Nueva York el 6 de abril de 1971.

En el escenario de la música clásica, el post-romanticismo rompió conceptos y tradiciones en el terreno estético y temático. Stravinsky es reconocido hoy en día como uno de los más grandes compositores de su época, un avanzado dentro de la nueva era musical que acababa de comenzar.

En 1901, Stravinsky asiste a la Universidad de Derecho de San Petersburgo, Allí se pone en contacto con el hijo de Rimsky-Korsakov y se da cuenta de que su interés por la música no puede ser borrado. Se dedica a componer música sin tomarse muy en serie el estudio de las leyes, asistió a clases de armonía y buscó un hueco en el Conservatorio de Rusia (hasta entonces nunca había hablado con el padre de su amigo). Rimsky-Korsakov, director interino del Conservatorio de Música se da cuenta enseguida del talento del joven, y le invita a asistir a sus clases. Stravinsky acepta enseguida.

En el Conservatorio Rimsky-Korsakov promueve la presentación de los trabajos de sus alumnos. Stravinsky presenta la fantasia orquestal “Fuegos artificiales”, que suena como un relámpago en el espíritu de Diaghilev. El director y gerente de la Compañía Rusa de Ballet cree haber encontrado al compositor adecuado para escribir la música.

Los ballets rusos

Igor Stravinsky gana el reconocimiento por la composición de tres obras para los “Ballets Rusos” de Sergei Diaghilev, que sabía moverse muy bien en la escena cultural parisina. Stravinsky tenía 28 años cuando se presenta en París para el estreno del ballet “El pájaro de fuego”.

El espectáculo alcanzó enseguida el éxito, por su exuberante orquestación, rica en imágenes orientales, que era todo lo que los parisinos queráin ver y escuchar.

Inmediatamente vino el segundo encargo, y nace “Petrouchka”, que se estrena en 1911, siendo el bailarín principal Nijinsky. La música a veces es dura y disonante, pero a pesar de eso melódica. Y así llegó el escándalo…

La tercera producción de Stravinsky-Diaghilev se produjo en 1913, “La consagración de la Primavera”. El libreto llevaba el subtítulo “Un marco de la antigua Rusia”, y ofrecerá al oyente crueles y primitvos rituales de la tribus paganas. En la noche del estreno, la indignación de la audiencia se convierte en un motín: para los conservadores Stravinsky era un monstruo, para la vanguardia, el Mesías.
Camino del exilio:

La Primera Guerra Mundial le obliga a refugiarse en Suiza. Salió con su familia, sin embargo, incluso una vez finalizada la guerra, no vuelve a su antigua casa. Stravinsky sopesó lo que suponía no estar en el centro de la actividad musical europea, y se instala cómodamente en París. Su prestigio adquirido con la composición de los ballets rusos le abre las puertas de las mejores salas de la época. Stravinsky era una celebridad, y él lo sabía.

La princesa de Polignac siente por él gran respeto y admiración y será uno de sus patrocinadores más generosos. Sus aportaciones patrocinaron a músicos como Fauré, Chabrier, Ravel, Poulenc, Manuel de Falla, Satie y hasta a Cole Porter. Allí compone Stravinsky la pantomima burlesca “Renard” (1916) y “Edipo Rey”, una ópera-oratorio escrita en colaboración con Jean Cocteau. El dinero de la Polignac financia varias representaciones, incluyendo “Las bodas” de 1923, el Concierto para piano, de 1924, así como “Perséfone”, inspirtada en la danza melodramática de André Gide (1933).

Los compositores franceses admiraban su trabajo, incluso Ravel, que se sentía algo empequeñecido cuando se estreno el ballet “Dafnis y Cloe” junto a “Petrouschka”. Pero sin duda, estaba más cerca de Debussy y de Satie.
Stravinsky volvió a trabajar con el empresario y amigo Diaghilev, hasta mediados de 1929. En 1920 crea la música para el ballet “Pulcinella”, en colaboración con Leonid Massine y Pablo Picasso, responsable del escenario y figurines. En 1928, firma la coreografía de George Balanchine de “Apolo musagete”.
En Francia, Stravinsky estuvo hasta 1939 …
Los años de América:

Stravinsky llega a los Estados Unidos en el mes de septiembre. No le fue difícil encontrar un lugar entre los intelectuales y artistas del nuevo continente, siendo muy apreciada, incluso por Walt Disney, que la utilizó para su película “Fantasía”.

Una de sus primeras obras americanas fue la curiosa “Polca del circo”, que tiene una duración de 4 minutos y está especialmente pensada para hacer bailar a los elefantes.

Robert Craft, un director de orquesta con talento, se hizo amigo de Stravinsky, es más, se transformó en una fuente de ideas para el compositor, introduciéndole en la Música Serial o Dodecafónica, inventada por otro compositor del siglo XX: Arnold Schoenberg.
Sus composiciones siguiendo este estilo musical dio lugar a música de una cierta aridez al oído de muchos, pero sin tener en cuenta la opinión pública, siguió adelante. El momento de mayor altura quizás sea “Cantos de Réquiem” de 1966.

Stravinsky siguió muchos caminos, tanto en la música como en el mundo. El último lo emprendió el 6 de abril de 1971, siendo enterrado en la isla de San Michele, en Venecia.

La figura de Stravinsky dentro del periodo moderno representa muy bien a su patria, tanto que puede ser considerado como una de las más grandes figuras de la composición, que junto a Borodin, César Cui, Modesto Mussorgsky y Balakirew, forman los “cinco grandes” compositor de Rusia.

En su primer periodo compositivo estuvo influenciado por Scriabin, Debussy y Glazunov, destacando de entre esas piezas una sinfonía, después “El fauno y el Pastor”, una voz para canto y orquesta, un “Scherzo fantástico” y “Fuegos artificiales”. A partir de la composición de “El pájaro de fuego”, de inspiración oriental, nos muestra un gran dinamismo instrumental, que marca el inicio de su popularidad.

Desde entonces, su pensonalidad como compositor se muestra brillante y con un carácter típicamente ruso, como en las obras “Pretrouchka” y “Noces”. Al mismo tiempo otras obras poner de relieve su arte creativo, como el ballet ruso “Pulcinella” sobre música de Pegolesi, “Otelo”, para instrumentos de viento.

En la música de Stravinsky hay una ausencia de sentimentalismo, a pesar de su genio musical y con el alto contenido del espíritu ruso, lleno de contrastes, religioso hasta la médula y muy instintivo. Se manifiesta en él una gran fuerza para oponerse a la estética de la intelectualidad creativa de los círculos artísticos parisinos, que se opone a la musicalidad de su tierra natal.

Su educación estética es occidental, un maestro innegable en el arte musical y en uso racional de materiales de buena calidad, pero su poder creativo viene de Oriente, con su realismo y su primitivismo. Tanto “Petrouschka” como “Noces” marcan el momento más sincero y auténtico de su música, donde se siente el olor a tierra virgen, viva y llena de energía, con una posterior evolución que nos resulta confusa.

El pájaro de fuego
Se estrena “El pájaro de fuego” en la Ópera de París en 1910 y constituye la consagración del compositor, decidiendo entonces convertirse en ciudadano francés y abandonar Rusia bajo los desacuerdos con el gobierno de la localidad. En 1913 estrena “La consagración de la Primavera” en el mismo teatro, y estuvo marcado por las protestas de los espectadores, enfadados por aquella música que no entendían.
“El pájaro de fuego” en su estreno fue encargado a la compañía de Sergei Diaghilev, todavía sin Nijinsky. Con Karsavina representando y bailando “El pájaro de fuego”; Iván representado por Fokine y Bulgakov hace del Kastchei inmortal.

El guión de la obra fue tomado del folclore ruso y adaptado por Michael Fokine y cuenta la historia de Iván, que caminado por el bosque una noche se encuentra con el Pájaro de Fuego, que recolecta manzanas de oro en un árbol de plata. Iván consigue encarcelarlo, pero le concede la libertad apenas amanece, a cambio de una pluma radiante.

Al amanecer, Iván ve a trece vírgenes en un gran castillo, es la cas del monstruo Kastchei, que convierte en piedra a todos los que por allí pasan. Iván, después de enfrentarse a una horda de monstruos, consigue entrar en la fortaleza, donde el Kastchei le intenta petrificar, pero la magia de la pluma del Pájaro de Fuego deja sin efecto el hechizo del monstruo. Con los poderes del Pájaro de Fuego, el Kastchei es derrotado y muere. El castillo desaparece y las hermosas vírgenes son liberadas, e Iván tiene que casarse con una de ellas, la más hermosa de todas.
Desde el punto de vista musical, “El pájaro de fuego” no es lo más representativo, hay elementos que se utilizarán después en “La Consagración de la Primavera”. Hace escaso uso de la escla octatónica (escala de ocho notas comunes en la música clásica de la época y aún hoy en día utilizadas en la música popular). Stravinsky elige otras escalar que ya anticipan la música atonal, dando prioridad a las cuartas, quintas, sextas y séptimas disminuidas.
Un pasaje en el que claramente se aprecia una quinta disminuida es el de “El Kastchei inmortal”. Su efecto subvierte la noción de musicalidad común al pre-romanticismo y romanticismo, siendo una extraña combinación de notas, “no parece música”, dando al conjunto una atmósfera cargada de misterio.

Otra característica de “El Pájaro de Fuego” es su complejidad armónica. Está muy lejos de la intensidad al unísono de Beethoven y de la pompa de Wagner. Stravinsky utiliza nuevas combinaciones de instrumentos ( en la que una línea melódica es mantenida por un solo instrumento, y el resto es tocado por otro instrumento). Es una especie de carrera de relevos, en la que más de un instrumento toca la melodía, pero no simultáneamente. Los temas son simples y sin adornos, dando una nueva dimensión a los logros de impresionismo francés (Debussy, Ravel, etc)

Si en “El Pájaro de Fuego” todavía no se encuentra la plenitud y madurez del compositor, ésta vendrá después con “La Consagración de la Primavera”, pero es el momento en el que empieza a manifestarse su espíritu revolucionario y crea una de las obras más representativas de la música del siglo XX.

MOVIMIENTOS:

INTRODUCCIÓN
Cuadro I

. El jardín encantado de Kastchei

. Aparición del Pájaro de Fuego, perseguido por Iván

. Danza del Pájaro de Fuego

. Captura del Pájaro de Fuego por Iván

. Súplicas del Pájaro de Fuego

. Aparición de las trece vírgenes encantadas

. Juego de las princesas con las manzanas de oro. (Sherzo)

. Brusca aparición de Iván

. Ronda de las Princesas

. Amanecer

. Iván entra en el castillo del Kastchei

. Llegada del Inmortal Kastchei

. El Kastchei dialoga con Iván

. Súplicas de las princesas

. Aparición del Pájaro de Fuego

. Danza del Kastchei encantado por el Pájaro de Fuego

. Danza Infernal

. Berceuse (El Pájaro de Fuego)

. Sueño del Kastchei

. Muerte del Kastchei

. Profundas Tinieblas

Cuadro II

. Desaparición del castillo y de los sortilegios del Kastchei. Reanimación de los caballeros petrificados. Alegría general.

Fuente: repertoriosinfonico.blogspot.com

Traducción: Zenón

Read Full Post »

Petrouchka: Andris Liepa; La Bailarina: Tatiana Beletskaya; El Moro: Gedminas Taranda; El Mago: Sergey Petukhov


Bolshoi Ballet Company, con Andrey Chistiakov dirigiendo a la Bolshoi State Academic Theatre Orchestra

ARGUMENTO

Escena I

En 1838, en un CLUB de San Petersburgo, se celebra la feria de carnaval. En la plaza hay un teatrino donde el Mago presenta un espectáculo. Al abrirse el telón se ven tres muñecos que, a la orden del Mago, comienzan a bailar. El Moro y Petrushka están enamorados de la Bailarina, pero esta claramente prefiere al Moro. Petrushka en un ataque de celos agrede al Moro y el Charlatán detiene la presentació

Escena II

Encerrado en su cuarto por el Charlatán, Petrushka protesta por la crueldad con la que es tratado por demostrar sus sentimientos. Aparece la Bailarina y Petrushka, emocionado, le expresa su amor con brusquedad. La Bailarina se marcha asustada por la rudeza de Petrushka dejándolo sumido en la tristeza y la desesperación.

Escena III

En la habitación del Moro. Aunque el Moro también está prisionero, se encuentra feliz con su situación. Entra la Bailarina y el Moro la alaga, ella está complacida por el trato y se deja abrazar por él. En ese momento entra Petrushka que amenaza al Moro, éste se defiende con su cimitarra y hace huir a Petrushka.

Escena IV

La feria de carnaval en la plaza de San Petersburgo. Las personas han continuado con las celebraciones sin darse cuenta de lo que sucede dentro del teatrino. La fiesta se interrumpe cuando sale por el teatrino Petrushka perseguido por el Moro. El Moro mata a Petrushka. La gente se asusta pensando que se ha cometido un asesinato, llega la policía e interroga al Mago, pero en el piso solamente hay un muñeco de trapo. La fiesta llega a su fin, todos se van retirando y el Charlatán se lleva a Petrushka hacia el teatrino pero del techo aparece el fantasma de Petrushka amenazador.

Fuente: Wikipedia

Petrouchka, Ballet en 1 acto y 4 escenas.
Coreografía: Michel Fokine.
Música: Igor Stravinsky.
Historia: Igor Stravinsky y Alexander Benois.
1 ª representación:  Ballet Ruso de Diaghilev en el Teatro de Châtelet, París – Francia, el 13 de junio de 1911.
Actores principales: Vaslav Nijinsky (en el papel de Petrouchka), Tamara Karsawina (en el papel de la bailarina), Alexander Orlov (en el papel del moro) y Enrico Cecetti (como el Mago).


Cada año, en la ciudad de San Petersburgo, se organiza una fiesta donde todos los habitantes se divierten con los bailarines, acróbatas, magos, animales amaestrados y los vendedores. Había llegado el gran día y, de repente, la muchedumbre oye un golpe de tambor de alerta indicando que el espectáculo empieza. Se monta un pequeño teatro y un ser extraño, vestido como un mago o un asistente, atrae a la gente a ver un espectáculo de títeres. Sus muñecas eran tan perfectas que podrían confundirse con la gente real y hacen las delicias de los espectadores que se maravillan de los tres actores principales: un moro guapo, encantador, una bailarina y Petrouchka, un tipo triste y mal vestido.

La magia inicia la acción, jugando con tres notas en una flauta muy aguda, y de inmediato los títeres empiezan a bailar como si hubieran revivido con la presencia de la música. Todos aplauden el hermoso espectáculo, fascinado por la belleza del Moro, un Petrouchka sin gracia y la Bailarina, de quien los dos están enamorados. Parecía claro que el moro era el favorito, pero era más fuerte el amor de Petrouchka y parecía más humano en mostrar sus sentimientos. Al ver que su rival estaba ganando el amor de la muñeca, Petrouchka empieza una pelea con él, lo que dificulta el espectáculo, lo que obliga al mago a separarlos y mantenerlo en su pecho.

En su interior, empieza a sentir que, habiendo llegado a la vida por la magia de su propietario, podía sufrir, ser verdaderamente feliz y no sólo uno trozo de madera. Entonces se da cuenta de que nadie estaba prestando atención: el mago sólo quería aprovecharse de su trabajo, el moro es inútil y despreciado, e incluso a la bailarina, no le importa nada, excepto su propia belleza. Por lo tanto, Petrouchka está muy triste, sintiéndose feo y torpe. Se quedó pensando, entonces la tapa de la caja se abre y aparece la bailarina, dejándolo aturdido y feliz, predispuesto a declararle su amor. Baila delante de ella, sin trucos, sin movimientos extraños, pero a ella no le importa y se va riendo de él, dejándolo triste y más enojado que antes.
Mientras tanto, en el cuadro siguiente lujosamente decorado, el moro está acostado sobre cojines, jugando con un coco, intentando romperlo. La bailarina espera en la puerta, y siendo bien recibida, entra, baile para él y lo anima a bailar con ella.
Fuera, Petrouchka escucha la alegría de los dos, y no sabiendo qué hacer, lleno de celos, entra en la vivienda del Moro y los ve bailando juntos, muy felices. Furioso, se lanza contra el Moro, luchando contra él, y la Bailarina, sin prestar la menor atención, huye lejos de allí. Sintiendo la fuerza de Petrouchka y viéndose más débil, el moro coge su espada y lo empuja fuera del teatro, saliendo a la calle.

En la la feria hay mucho movimiento, cuando la gente oye un ruido extraño que viene del teatro de magia; todos corren hacia allí y ven aterrorizados como pelean los muñecos y el moro mata con su espada a Petrouchka. Hacen corro alrededor del cuerpo sin vida, que es ahora un motón de madera rota.
El ruido de antes es ahora silencio y alguien llama al presentador para que vea el resultado de su magia y al que culpan de la tragedia. Éste dice que son sólo muñecos de madera, sin vida, pero los que están allí están confundidos, mirando hacia el suelo, viendo el triste destino de Petrouchka, que no era de carne y hueso como parecía.

Poco a poco, la gente se va yendo. El mago, sin ningún afecto por sus muñecos, empieza a recoger lo que quedaba de él. De repente oye un grito, levanta la vista y en el techo, iluminado por una luz brillante y fría, descubre el fantasma de Petrouchka, que le culpa de lo ocurrido. La vida que había recibido del Mago había terminado, pero su espíritu estaría vivo para siempre.


MÚSICA

Es uno de los ballets más famosos de Igor Stravinsky, junto con “El pájaro de fuego” y “La Consagración de la Primavera”. Debutó en el Théâtre du Châtelet de París en 1911, 13 de julio, con la compañía de ballet ruso de Diaghilev y el legendario bailarín de Nijinsky en el papel protagonista.
Stravinsky buscó con esta partitura recrear el ambiente de las ferias populares de su país, colocando en escena una gran variedad de personajes en la plaza de San Petersburgo, a finales de invierno, un Martes de Carnaval de 1830.

En la plaza hay acróbatas, enmascarados, atrayendo la atención del público: son danzarinas, domadores de animales, organistas que interpretan canciones. Hay una multitud de personas, produciendo gran algarabía… y donde nada está planeado.

Stravinsky dijo en su biografía que “tuvo en su imaginación un títere que de repente adquiere vida, lo que irrita a la orquesta en un cascada de arpegios diabólicos del piano. A su vez, responde la orquesta con amenazadores acordes de trompeta. El resultado es un guirigay terrible que termina con el triste final del pobre muñeco”.

Contrariamente al ballet, el compositor estaba trabajando en un concierto para piano y orquesta, creando un diálogo sensible entre los instrumentos, en el mismo sentido que la naturaleza que es una veces humorística, otras trágica.

Tal vez esto haya influido en la obra original poco tiempo después, motivando el espectáculo de danza. “Petrouchka nació de una motivación visual y una cierta imagen interna, como no existen fronteras entre las distintas lenguas que dan forma al pensamiento.”

Desde agosto de 1910 a mayo del año siguiente, Stravinsky trabajó en la composición del ballet Petruchka. El libreto fue escrito por el compositor y Alexander Benois, que también firmó la escenografía y el vestuario. En su búsqueda de música para la acción, Stravinsky se inspiró en las melodías populares rusas, haciendo converger los repertorios erudito y popular, eun un rescate de la tradición… finalmente, la partitura primitiva se transformó en música que se olvida durante la segunda escena.

Fuente: repertoriosinfonico.blogspot.com

Traducción: Zenón


Read Full Post »