Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘blues’

Jessica

Soulshine

Midnight Rider

Blue Sky

Whipping Post – Fillmore East – 09/23/1970

Dreams

In Memory of Elizabeth Reed – 1970

Statesboro Blues

Melissa

Read Full Post »

Amandrai,

con Bassekou Kouyate

Ai du

Kaira,

con Toumani Diabaté

Ai Ga Bani

con Toumani Diabaté

Howo Dolo

Goye Kur

Festival africano en el desierto del Sáhara

Diaraby

Machengoidi

con Mamar Kassey

En la televisión de Mali hacia 1990

Ali Farka Toure


Read Full Post »

B.B. King on Ralph Gleason’s Jazz Casual 1968

Parte 1/2


Parte 2/2

Read Full Post »

Este es un documental de un concierto a beneficio de los reclusos del Centro Correccional de Ossining (alias Sing Sing), que tuvo lugar el Día de Gracias de 1972 (22 de noviembre), y fue transmitido en la televisión de Acción de Gracias del año siguiente. El concierto tuvo como BB King, Joan Baez, Mimi Fariña y las voces de East Harlem. Joan y Mimi cantan un hermoso dúo de la canción “Viva mi patria Bolivia”, y Joan canta como solista en “I Shall Be Released” y “Prison Trilogy”. También hay una canción de Joan que se escucha durante los créditos finales y quizás, en lo que conozco, no esté disponible en otro sitio. Todas las actuaciones son maravillosas, pero probablemente sea justo decir que sólo la mitad de la película es música, y el resto se compone de entrevistas con los presos y empleados de la prisión. Pero como cualquier proyecto en el que Joan ha participado es una experiencia reveladora. La importancia histórica del evento, desde la perspectiva de Fariña, es que la visita de Mimi a Sing Sing fue una fuente de inspiración para la creación de Pan y Rosas en 1974.

Relación de temas interpretados y grupos que actúan, con la indicación temporal:

17:00 – Voices of East Harlem – Fly, Bird, Fly
21:55 – Voices of East Harlem – To Be Young, Gifted and Black
25:10 – Jimmy Walker – [comedy act]
27:45 – Joan Baez – [introduction]
28:15 – Joan Baez – I Shall Be Released
30:40 – Joan Baez – [speech]
31:10 – Joan Baez & Mimi Fariña – Viva mi patria Boliva
33:00 – Pinto the Cat
35:00 – Inmates – [prison play]
40:10 – Joan Baez – Prison Trilogy
45:25 – Inmate – Game in the Apple [rap poem]
49:40 – B.B. King – [introduction]
51:20 – B.B. King – How Blue Can You Get?
56:00 – B.B. King – Someone Really Loves You
59:10 – B.B. King – I Think You’re Cheatin’ On Me, Baby
1:03:05 – B.B. King – [playout]
1:09:25 – Voices of East Harlem – [introduction]
1:10:05 – Voices of East Harlem – I’ll Be Your Heaven
1:18:50 – Joan Baez – Sing Sing [played over closing credits]

Read Full Post »

chonan doostat daram

Yar Mara

Dah-e-Shast

ey Sareban

Ey Kash

Zolf bar baad

Hamash Delam migire

Echoes of Iran

Ah Ke In Tor

Torang

Shirin

Moshen Namjoo

Namjoo nació en el año 1976 en Torbat-e-Jam, Irán. Al año de edad su familia se traslada a Mashhad, donde vivirá hasta los 17 años de edad. A los 12 años, su padre, Mohhammad Hossein Namjoo, muere. Su familia le anima a estudiar música, comenzando con la música clásica persa, siendo su profesor Ali Shakeri y solfeo con Kaivan Alee. Recibe una sesión musical a la semana con Nasrollah Nasehpoor, un maestro de la música tradicional iraní, ofreciéndosele una oportunidad para introducirse en este tipo de música. Este periodo de formación se extiende hasta los 18 años de edad.

En 1994 se le da la oportunidad de estudiar música en la Universidad de Teherán. También asiste a clases de teatro en el Departamento de Teatro de la Universidad de las Artes. En Teherán es alumno de Alireza Mashayekhi y Azin Movahed. En 1997 abandona el programa de música de la Universidad debido a conflictos con sus profesores y a que el programa era una repetición sucesiva de lo que ya había estudiado con anterioridad.

En 1998 da sus dos primeros conciertos con un tema: “ la moderna combinación de la poesía y la música de Irán”. También estudia música folklórica de Irán con Haj Qorban Soleimani.

También está familiarizado con los estilos musicales de occidente, en particular del blues y el rock. Desde el año 2003 graba sus propias composiciones, en Teherán. Su primer disco se titula Toraj (Torang), lanzado oficialmente en Teherán en septiembre de 2007, en el que su voz aparece en la mayoría de las composiciones. También ha compuesto bandas sonoras para películas y obras de teatro, y un documental muy destacado, “Sonidos del silencio”, dirigido por Amir Hamz y Mark Lazarz, exhibido en festivales internacionales. También apareció en una película titulada “Pocos kilogramos para la fecha del entierro”, del director Saman Saloor, exhibida en varios festivales de cine. Su primera actuación importante fuera de Irán fue en el Festival Internacional de Cine de Rotterdam, donde tocó en solitario.

También escribe poesía, y sus propias letras satíricas forman parte de sus canciones, mezclada con la poesía clásica de Hafez, Rumi o Saadi. Su música y sus letras transmiten una profunda emoción y en sus obras mezcla diversos estilos: tradicional iraní, el blues y el rock.

La República Islámica de Irán le ha considerado un cantante irrespetuoso y le condenó en rebeldía a 5 años de prisión. Se le culpa de falta de respeto a la religión musulmana: “ hace una interpretación insultante y desprecia los versículos coránicos, empleando instrumentos musicales.”

Noticia de julio de 2009

El cantante iraní Mohsen Namjoo ha sido condenado a cinco años de prisión por no respetar las santidades religiosas, aunque por suerte está viviendo fuera del país, y buscado en rebeldía.

Mohsen Namjoo ha sido comparado con Bob Dylan. Un investigador del Corán iraní habría presentado una denuncia contra el cantante por haber utilizado los versos del libro sagrado del Islam en una grabación privada del año 2005: un tono despectivo y la utilización de instrumentos musicales en la recitación de los veros coránicos.”

El abogado del cantante dijo que no significaba falta de respeto y que ya había pedido disculpas al pueblo iraní por la canción en septiembre de 2008, en una carta dirigida a su madre, en la que decía que fue víctima de una grabación hecha pública sin su autorización.

La Agencia de Noticias confirmó que se había encontrado culpable a Mohsen Namjoo después de las investigaciones realizadas, sin darse mayores detalles de la sentencia. Su acusador, un tal Abbas Salimi Namin, habría quedado muy satisfecho con la sentencia: “ Nadie puede ridiculizar el carácter sagrado del libro de Dios”.

Álbumes de estudio y en directo

Toranj, (septiembre de 2007)

Jabr Joghrafiyaei-e, (2008)

Oy, (octubre de 2009)

Fuente:  wikipedia

Entrevista a Mohsen Namjoo

¿Qué puedo decir? Mis amigos me han presentado otras formas de música

ZirZamin: ¿Va a darnos un resumen de su carrera artística?

Mohsen Namjoo: Antes de la reunión con mi amigo músico Abdi y la creación de la banda Maad, me he centrado en avaz o el canto clásico iraní. Puedo decir que mis amigos me han presentado otras formas de música, por ejemplo, Abdi era la persona a quien le debo mi introducción en la música rock. He trabajado en el canto persa por mi cuenta. Luego entré en la Escuela Superior de Música de la Universidad de Teherán. Yo estaba terminando el quinto o sexto cuando salí de la universidad. Tenía muchas razones para terminar con la escuela, una de ellas fue la rígida y conservador ambiente que impregnaba la música en la academia. Para algunos con ambiciones musicales a la edad de 22 años esto era desalentador. Después de eso, he estado activo en la escena musical durante un par de años, dentro y fuera, por ejemplo, he hecho música para varias películas. Luego, estuve en el ejército y que fue donde conocí a Abdi.

ZZ: ¿Cómo tuvo lugar ese encuentro?

MN: Lo conocí en casa de un amigo y tocamos juntos. Sin fijar una cita fui a su casa varios días más tarde y fácilmente me aceptó. Fue en estas sesiones de improvisación que tomó forma la idea de formar una banda, aunque Abdi ya había reflexionado sobre esto y había hablado con varios músicos. En última instancia, llamó a esta banda “Maad”.

ZZ: ¿Ha Maad tiene actuaciones en directo?

MN: Tuvimos un concierto en 2002 en la ciudad de Mashhad. Fue un éxito. El próximo concierto fue en 2003 en la misma ciudad. En ese momento yo estaba viviendo en Teherán y los miembros de la banda en Mashhad organizaron el concierto. El segundo concierto fue mejor recibido que el primero y la banda ya demuestra la gran profundidad en su musicalidad. Sin embargo, las autoridades nos obligaron a terminar el concierto después de la primera noche.
Para mí, el grupo había sido autorizado a continuar con sus actuaciones, se habría hecho mella, ya sea económicamente o en términos de una mejora de la calidad de su música. Sin embargo, su cancelación fue un duro golpe a los miembros de la banda.

ZZ: ¿Cómo fue eso?

MN: Llegamos a la conclusión de que era inútil continuar con lo que estábamos haciendo, ya que al final del día podíamos esperar el mismo trato de las autoridades. Por lo tanto, he perdido contacto con el resto de los miembros por un tiempo, aunque Abdi continuó trabajando con ellos antes de mudarse a Teherán.

ZZ: ¿ Ayuda a la banda con sus propios proyectos?

MN: Bueno, cuando una oferta de los productores de publicar uno de mis álbumes, llamado Toranj, le pregunté al productor a aceptar Maad como la banda que interpretaba las canciones, y afortunadamente esto sucedió y dos pistas del álbum son composiciones de Maad. En cierto modo, este es el primer trabajo publicado de la banda.

ZZ: Con todos estos problemas, ¿cómo tuvo la voluntad de continuar con una carrera en la música?

MN: Hemos sido capaces de obtener un punto de apoyo. Podemos grabar nuestras obras sin ningún problema. Los miembros de Maad siguen en contacto. Los productores no uno, sino cuatro, se han ofrecido a suscribir y apoyar mis obras futuras. Pero no me hago ilusiones. El Ministerio de Cultura (Ershad) es la autoridad que decide para obtener el permiso para su liberación, y tienden más a negarse a conceder permisos. Estamos acostumbrados a este estado de cosas. De hecho, nos hemos vuelto más obstinado en nuestros caminos.

ZZ: ¿Quiere decir que estas presiones y limitaciones no causan frustración y desesperación?

MN: Para mí, las limitaciones pueden incitar la creatividad, ya sea internamente, lo que puede dar lugar a nuevos descubrimientos en las composiciones musicales o líricas, o externamente, mediante el estudio de las implicaciones sociales de estas limitaciones. A veces, estas limitaciones y malos entendidos por las autoridades son una fuente de entretenimiento y alegría, como te das cuenta de que tu trabajo es diferente y te anima a seguir haciendo lo que estás haciendo.

ZZ: ¿Cómo crees que en Occidente se ven estas limitaciones?

MN: He hablado con varios periodistas extranjeros. Somos muy conscientes de cómo los periodistas extranjeros están mirando a nuestra música. Están jugando con nosotros. Nos tratan como si fuera primitiva, de una sola célula de seres que tocan sus instrumentos primitivos, aunque pueden ser conscientes de la música rock también. Esto es especialmente cierto respecto a su actitud con la sociedad iraní, que es la marca ya que todos son islamistas y terroristas. Pero puedo decir ahora que no hay absolutamente ninguna diferencia entre un amante de la música que escucha música en Irán y en el que está sentado en Zurich. Quiero decir con esto en términos de apreciación musical. Vivimos en una época en que los canales de comunicación han sufrido transformaciones radicales. Nosotros podemos escuchar todo tipo de música en cualquier momento y en cualquier lugar. La impresión de que el periodista occidental tiene de los músicos iraníes es que está distorsionada su música. Para ellos, vivimos en una sociedad tiránica, y creo que esto merece un estudio, pero para nosotros la situación es mucho más simple, porque vivimos con la música y estamos constantemente escuchando música. Los periodistas occidentales nos ven como un grupo de perdedores del Tercer Mundo que son interesantes porque tocan rock y escuchan a Pink Floyd. No tenemos nada que ver con esta imagen.

ZZ: En otras palabras, ¿siente que la gente de Occidente no tiene ninguna ventaja sobre nosotros?

MN: Mira, debido a la evolución de las telecomunicaciones, las distancias entre la sociedad post-industrial y de las sociedades del Tercer Mundo está en gran medida disminuida, al menos en lo que respecta a la música. De hecho, los músicos del Tercer Mundo puede venir con ideas más creativas. Puede ser cierto que los músicos estadounidenses han conquistado la escena musical de rock, pero puedo saber que su edificio musical está basado en un ritmo de 2 / 4. El noventa y cinco por ciento de la música rock, desde la época de Elvis Presley a la de Radiohead, se basa en el ritmo del 2 / 4. Las excepciones son pocas. La principal característica de esta música es el deseo de equilibrio. Sin embargo, para Irán, India, y los músicos árabes lo importante es el desequilibrio. Es por eso que hacemos cuartos de tono y otros ritmos desconocidos para los oídos occidentales. La Música iraní está llena de ritmos diferentes, cada uno de los cuales podrían haber ido a producir un álbum de rock.

También debo señalar que Irán es único en el mundo en términos de diversidad de música. Por ejemplo, la música de la provincia de Khorasan [en el noreste de Irán] es muy diferente de la de la provincia de Mazadaran [su vecina provincia]. Basta con escuchar estos dos enfoques de la música para cualquier persona común y corriente a darse cuenta de sus diferencias. El principal instrumento en Mazandaran, por ejemplo, es Qomsheh o sorna, mientras que el Khorasani desempeña principalmente los Dotar. Más al sur, es la provincia de Zahedan, con instrumentos que son radicalmente diferentes. En la ciudad del Golfo Pérsico de Bandar Abbas, ritmos de cambio. Uno de nuestros especialistas en buena música, con quien he tenido el honor de trabajar, el Sr. Mohammad-Reza Darvishi, comenzó a coleccionar fotografías de todos los instrumentos musicales utilizados en la meseta iraní. Sr. Darvishi comenzó esta tarea hace 15 años y hasta ahora ha publicado seis volúmenes de la colección. Ninguno de nosotros – los músicos de la ciudad – ve esto como una riqueza nacional y somos ignorantes de ella. Aunque estamos sumergidos en el medio de este océano de ritmos y melodías, un mundo lleno de perlas preciosas Pero tengo la intención de bucear en busca de estas perlas.

ZZ: Yo quiero regresar a su pasado artístico. La primera vez que oí su voz fue en una canción de Maad llamada “Vagh Vagh-e SAG” (el ladrido del perro). En ese momento nadie le prestó mucha atención a esta canción, pero profundamente me afectó a mí. ¿Cuál fue la historia que está detrás de esta canción?

MN: Abdi y yo escribimos juntos esta canción. La letra pertenecía a un amigo, Mostafa. En otras palabras, lo que escuchó fue una empresa conjunta. En esta canción la existencia humana se compara a la de los perros: “Somos obedientes como perros / tratados por los transeúntes como un perro.” Ahora, el Ministerio de Cultura se opuso a esta canción, argumentando que el canto se hace en los modos musicales de Chargah persa y Daramad, es decir, que pertenecía a nuestro repertorio clásico, pero que la mención del nombre de “perro” mancillaba la tradición . Esta es la misma objeción que había a mi [la acaba de publicar] Toranj. La atmósfera que crean estas letras, de acuerdo con la gente del Ministerio, pertenece a la música rock y pop y no es digno de la música clásica iraní. Como tal, el permiso que rara vez tse obtiene en la liberación de canciones como “Vagh Vagh …” porque consideran que la gente puede reaccionar negativamente a la misma.

ZZ: Entonces, ¿qué debe hacerse?

MN: El camino que hemos escogido es lo que se oye en nuestra música, en otras palabras, elegimos no disociarnos de ningún estilo de música, negándonos a llamarlo rock o tradicional. Yo personalmente no considero que mi música sea “tradicional”. A mi modo de ver, hay una calle llamada Western Music. Como un pequeño grupo llamado Maad, en un país relativamente poco importante, como Irán. No veo la necesidad de vernos a nosotros mismos como músicos que están en sintonía con la música occidental, simplemente porque hay bastantes bandas en este camino creando un gran atasco. Estamos en el comienzo de este camino y otros están a kilómetros más adelante. Pero lo que podemos hacer es preparar nuestro propio camino en la rama de la carretera principal. Acabamos de hacer lo que mejor conozco. Ahora bien, es posible que algunas señales en nuestro punto de camino a la misma dirección que la música occidental, o es posible que la música occidental pueda utilizar algunos elementos de nuestra música. Sin embargo, nuestro camino tiene un nombre completamente diferente y no se pueden etiquetar de una u otra cosa. Este es el trabajo de los críticos, ya que han llegado con etiquetas como alternativas o de fusión o World Music.

ZZ: ¿Cuál es la etiqueta en que usted está más cómodo?

MN: Abdi y yo hemos discutido esto extensamente, y hemos llegado a la conclusión de que no es el cosa de los músicos etiquetar su música, pero sí el de la crítica. Nuestro trabajo es dar cuerpo a nuestras emociones, y la verdad es que cuando usted compone música, no cree que se está creando una obra para todos los tiempos. Sólo tiene que darle cuerpo. Ahora, es posible que se sienta bien con los oyentes o los críticos y se le puede llamar un buen trabajo. Esto está fuera de nuestras manos.

ZZ: ¿De dónde viene la música alternativa de Irán?

MN: Bueno, todavía estamos allanando ese camino. Estamos en el comienzo de la misma, y sabemos que no hay uno 25 kilómetros más adelante. Somos los precursores, y porque no estoy sugiriendo que yo sé de todas las personas que están en este camino. Si hay personas con ideas originales, entonces deben ser elogiados. Pero en lo que yo sé, las próximas 25 millas siguen sin pavimentar. Lo que estoy sugiriendo es que no sabemos y no puedo decir lo que se prepara para el futuro, porque todavía estamos allanando ese camino. El futuro está conectado con el presente, no es un libro aparte para nosotros, para abrir y ver lo que hay dentro. Cada palabra en este libro está escrito en el presente, pero apunta a un futuro. Tenemos un futuro por escribir, tocar y componer canciones, grabando y realizando en público.

Llegamos a una propuesta en la que los filósofos también han hablado sobre el mundo en que vivimos hoy en día. Wittgenstein ha dicho a este respecto que una de las preocupaciones es la alquimia y la otra es la obsesión con los estilos y los ismos. Por ejemplo, anoche estaba tocando una pieza con Abdi, con la guitarra. Después terminamos, hablamos del estilo de esta pieza. ¿Podríamos llamarlo rock? No. ¿Podría ser llamado pop? Todavía no. ¿Tradicionales? Otra vez no. Una vez más, tenía las características de los tres.

ZZ: Por último, esta calidad que encontramos en su trabajo, que desafía las fronteras y estilos, también se ha llamado post-moderno. Usted puede escuchar esto en la pieza “Toranj” más claramente.

MN: “Toranj” es una pieza basada en el ritmo 7 / 8. Las letras pertenecen al poeta clásico iraní Khajoo Kermani. El bajo está interpetado por el miembro de Maad Navid, que ha hecho un trabajo muy bueno – de hecho toda la canción fue compuesta para el bajo. Abdi desempeña algunas melodías en su guitarra, que tiene un efecto de distorsión similar a la música rock. Como su cantante, a veces denota de una manera que recuerda a los oyentes de rock, pero a veces rompe con el rock y sigue los principios de la música tradicional iraní. El ritmo (7 / 8) es iraní, pero en algunos lugares es más débil y tiene sugerencias de la música pop.
Lo que quiero decir es que escuchar a todos estos estilos en esta pieza y es imposible poner en primer plano uno como el estilo dominante. Es simplemente música.

Otro ejemplo es “Enfermedad Jaan Sea Resideh Lab” (El hombre al término de su cuerda). El origen de esta pieza es kurda, en otras palabras, esta es una canción moderna, basada en una sugerencia melódica que es por lo menos de hace 300 años. Pero cuando la escuchamos, escuchamos blues.

ZZ: ¿Cómo llegar a esta fusión?

MN: Antes de formarse Maad, Abdi y yo tuvimos una experiencia interesante. Nunca sugirió nada el uno al otro, ni nos decidiamos por una melodía en particular. Lo único que hicimos fue que íbamos a conectar un pequeño micrófono a mi Setar, que no tiene el alcance que tenía la guitarra Abdi, y se amplifica el sonido. En efecto, mi Setar también se convertiría en eléctrico. Hemos ajustado nuestros instrumentos, ni siquiera nos mirábamos el uno al otro. Tocaba su instrumento y yo el mío. A veces me dejaba llevar y Abdi seguiría, o viceversa. En estas sesiones de interferencia, algo ocurrió que nos deparó una gran alegría. Es interesante observar que después de varios horas de tocando nuestros instrumentos eran distintos, Abdi tocaría el Khorasani (un estilo regional) en su guitarra y quiero tocar blues en mi Setar. Esta experiencia nos hizo darnos cuenta de que no había ningún conjunto esencialmente en este camino y con estos límites. Los instrumentos musicales no son más que herramientas.

ZZ: ¿Qué se puede concluir de todo esto?

MN: Hay un campo unificado de la música – un núcleo melódico que se podría llamar “Gusheh-ye Sarmak Shur” en Irán y la “tristeza” o “pentatónica” en los EE.UU.. Los dos son gemelos idénticos. Esta idea fue maravillosa, porque mi instrumento no tiene nada que ver con la guitarra de Abdi. La escala pentatónica no conocía el modo de Shur en la música persa. Pero los dos son similares. Estas similitudes nos asombraron.

ZZ: ¿Estás sugiriendo que las raíces de nuestra música y la de Occidente son las mismas?

MN: Nuestra música es multifacética y también lo es la de Occidente. Por ejemplo, tomemos Mohammad-Reza Shajarian, que es uno de los maestros de la música de la ciudad de Irán, y lo comparan con Chris de Burgh. Hay una gran distancia que separa a los dos, ya sea en términos de estilo o la cultura nacional. Pero la distancia entre un músico regionales como el Hayy Gorban Soleimani, que toca la música en el pueblo de Ali Abad, cerca de la ciudad de Quchan, y el Mississippi John Lee Hooker, no es mucha. En otras palabras, la música de Village People, que ni siquiera puedo leer y escribir, tiene una autenticidad que se puede comparar con el corazón, sintiendo que la música de Occidente, no sólo en términos de los sentimientos en general, sino también musicalmente. Incluso sus escalas son similares. Lo mismo se puede decirse sobre el arte de Shajarian en comparación con el de De Burgh. Una vez más, lo que une a nuestra música a la de Occidente se encuentra en estos registros más primitivos, blues, porque también pertenece a una tradición que está más cerca de los corazones. John Lee Hooker lanzó su primer álbum a la edad de cuarenta años. Él no era considerado un músico de éxito y vivió en la pobreza. Sus sufrimientos están reflejados en las manos resecas del Hayy Dotar tocando el Gorban en el pueblo de Aliabad. Hay muchos como él en Irán, pero están dispersos por todo el país.

Read Full Post »